El Cementerio General es un museo al aire libre, con un valor patrimonial y cultural incalculable, construido desde hace 197 años, fundado por Bernardo O'Higgins el 9 de diciembre de 1821. El transitar por sus calles es conocer la historia de Chile,  los hombres y prohombres que la marcaron. Es importante considerar su riqueza arquitectónica que refleja el desarrollo de una necrópolis inserta en la metrópolis. Su simbología mortuoria nos enseña las características de un cementerio laico donde se conjugan todas las teologías e incluso pensamientos de culturas lejanas. Queremos invitarlos a recorrer nuestro cementerio parque, a disfrutar de su belleza y tranquilidad. También a conocer nuestra amplia gama de servicios junto a un gran equipo de funcionarios que se esmeran por brindar una cálida atención personalizada, aplicando el conocimiento y apoyo necesarios en los momentos difíciles por los que todos ser humano debe pasar en algún instante de su vida.

CREMATORIO

NUEVOS BENEFICIOS ESPECIALES - Cancelación en vida:  El Cementerio General dispone de una opción de pago anticipado de los servicios de cremación. Esta modalidad permite cancelar este servicio en vida y con facilidades de pago, lo que genera ahorro y tranquilidad y sin que haya ningún costo adicional en el futuro.

Beneficio especial para jubilados y pensionados: Ofrecemos un 45% de rebaja en el valor del servicio de cremación, solo se requiere presentar la liquidación de sueldo y cédula de indentidad de quién será el beneficiado (jubilados: IPS ex INP, montepiadas, pensión solidaria, fuerzas armadas, AFP y compañias de seguros).

 Monumento Nacional Sitio de Memoria Patio 29

Dentro del Cementerio siempre ha existido la sepultura temporal en tierra, conocida popularmente como los “patios de tierra”. A lo largo de la historia, se han sepultado en ellos a las personas más humildes o de escasos recursos, así como también a indigentes y enfermos psiquiátricos con el nombre de “NN”. Por otra parte, estas sepulturas se caracterizan porque son utilizadas durante un tiempo acotado, para luego ser reutilizada. Hacia 1953, por primera vez, se utilizó el Patio 29, y para septiembre de 1973, el patio se encontraba nuevamente habilitado. Sin embargo, se dispuso de él para sepultar, de forma clandestina, a las víctimas de la dictadura cívico-militar con el rótulo de “NN” o “Desconocido”, hasta enero de 1974. De esta manera, puede estimarse que fueron enterrados alrededor de 320 cuerpos en el Patio 29.  

 

Vista hacia el norte del Patio 29

 

En 1979, un trabajador del Cementerio General y una cuidadora realizan una denuncia ante la Vicaría de la Solidaridad, como consecuencia del descubrimiento de cadáveres en los hornos de Lonquén. Esto permite plantear que hubo “procedimientos irregulares” en las sepultaciones del Patio 29 y dar los primeros pasos hacia una investigación, decretándose que no se podrá llevar a cabo exhumaciones, incineraciones o traslado de personas enterradas como NN en el Patio 29.  Esto excluyó al patio de la operación “retiro de televisores” No obstante, el caso llegó a los Tribunales Militares en 1980, lo que impidió que se pudiera avanzar. Por su parte, los familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, comenzaron a visitarlo constantemente, convirtiéndolo en un lugar de memoria y símbolo de las violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

Mujeres en procesión Patio 29. Imagen del archivo de la Vicaria de la Solidaridad.

A partir de 1990, en el regreso a la democracia, se inicia el proceso de reconocimiento de las víctimas, mientras que en el 2006, fue declarado Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico, dado que es un sitio que debe estar en la conciencia colectiva al ser un testimonio excepcional de hechos dolorosos y ser un símbolo de compromiso por el “Nunca Más”. Luego, en el año 2010, se construyó el memorial que constituye una plataforma que invita a recorrer y observar el Patio 29 desde la altura, contando además con asientos y escenario, remarcando su existencia sin intervenir.

Cruces del Patio 29.

Finalmente, en el 2019 se busca la consolidación en el borde sur del Patio 29, Calle Los Aromos,  a través del proyecto “Jardín de la Memoria Patio 29: Pausa de contemplación y reflexión”, el cual se adjudicó el Fondo Concursable para Proyectos de Cultura y Sitios de Memoria de la Subsecretaría de Derechos Humanos, permitiendo crear un espacio de recogimiento, por medio de una intervención paisajística la cual contempla la instalación de mobiliario urbano, señalética, árboles y arbustos que se constituyen como jardín que inviten a la reflexión y la pausa para conocer la historia del Sitio de Memoria a través de paneles informativos creados en una mesa de trabajo en las que participaron la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos.

Compartimos Link con la presentación y explicación del proyecto https://www.youtube.com/watch?v=MBJJfauc9Gk

 

Dirección: Av. Profesor Alberto Zañartu 951, comuna de Recoleta - Santiago (acceso Av. La Paz)
Teléfono (56) 2 26377800 Fax: 56 2 27778552
Email: cementerio@cementeriogeneral.cl casilla: 225 Cementerio General

DD